10 de enero de 2019

¿Nueva prensa?

Es evidente que la prensa que conocemos responde aún, la mayoría de las veces, a la mentalidad de la revolución industrial de hace más de 100 años, un modelo de producción repetitiva y masiva. Y es también evidente que este modelo ya no funciona. "El problema {es] que muchos mantienen el modelo mental antiguo y obsoleto que al final mantiene las personas en movimiento pero sin avance", dice A.Osorio (1). Noah Yubal Harari ya advertía que "Cuanto más duro han trabajado en la construcción de algo, más difícil es dejarlo ir y hacer espacio para algo nuevo." (citado por A. Osorio, 2)

Con la digitalización y los nuevos equipos móviles, es necesario cambiar la forma de pensar, la organización, el modo de operar de la empresa. Y esto significa abandonar el modelo de pensamiento lineal actual, asegura Osorio, lo cual es evidentemente sumamente complicado para la prensa, donde la linealidad parece ser lo propio y natural, de por la historicidad de los hechos, aunque un análisis más profundo mostraría la multidimensionalidad y el caos (en sentido matemático) de la "globalidad" que todos reconocen. ¡El mundo ya no tiene nada de lineal!

"Uno de los temas más recurrentes en equipos de emprendedores y equipos de empresas es no entender qué están haciendo y para qué lo están haciendo." (A.Osorio, 3) Entre las razones que cita Osorio: "Muchos equipos pierden completamente de vista qué quieren lograr. No tienen ese objetivo central que los debe guiar. Y si existe nadie lo conoce. En general están inmersos en culturas donde no se comparte o francamente no se tiene una visión, propósito y objetivo central. Conocen la idea inicial de hacia donde ir pero se han perdido entre algunos éxitos y fracasos, pero no han entendido el valor de avanzar experimentalmente, por lo tanto no han aprovechado los aprendizajes para ir iterando o francamente pivotear (cambiar drásticamente de curso)." Deben hacerse la pregunta "¿Cuál diablos es el reto hoy aquí?" y buscar las respuestas, dice.

¿Cuales son los cambios desafiantes?
No solo la digitalización y la comunicación móvil, como sabemos desde hace tiempo. Hoy es también la revolución de la inteligencia aumentada y predictiva, producto del análisis de big data y del aprendizaje de máquina, que es diametralmente diferente de la revolución industrial. (Osorio, 1) Ya tenemos ejemplos: Google-Alphabet, Tesla, Amazon, Netflix, "empresas enfocadas en crear el futuro y escapar de lo establecido". 

La nueva empresa informativa ha de ser ahora multi-canal. Ya mostré en mi libro "Sistémica de los medios de comunicación" (PDF) como la digitalización lleva a este tipo de estructura. 

"El centro de la futura redacción tendrá un moderno puente de mando que reunirá perfiles periodísticos, de desarrollo tecnológico, de edición gráfica y de video, de diseño, de producción, de medición de audiencias, de redes sociales, de SEO y de control de calidad." (Clases de Periodismo, 4/03/2016)
Múltiples experimentos han mostrado ya lo que es posible hacer, como el "periodismo inmersivo" que ha sido exhibido en diversas ocasiones en radiodifusoras europeas. (Pérez y Campos) 

Pero no es necesario citar estas innovaciones. Aunque sin duda se multiplicarán, lo necesario es poder integrarlas en un modelo computacional adecuado, tanto para el equipo de redacción como para los destinatarios. Vocativ a tenido una experiencia interesante en este sentido: "Fue pionera en una nueva forma de periodismo digital mediante el despliegue de nuestra tecnología única de contar historias en una variedad de formatos, incluidas en nuestro sitio web, las redes sociales y la televisión. Hemos tenido un gran éxito y nuestra industria ha tomado nota." (Clases de periodismo, 15/6/2017). Pero dicho éxito los ha conducido a tomar un camino que los aleja de la integración de los formatos: optaron por cambiar a un formato único el del video, con contenido de video desde los mini-documentales para docu-series y películas de largo metraje.

Algunas innovaciones técnicas podrían también distraer a los medios informativos, como ocurre con la realidad virtual que, en realidad, se encuentra frenada por la tecnología, como opina la analista de eMarketer Victoria Petrock. No logra salir de los ámbitos de los videojuegos y del entrenamiento de personal. Petrock agrega que "la RV no es demasiado sociable": su uso es en solitario, los equipos aíslan del entorno y, además, son incómodos y costosos (FayerWayer, 9/01/2019). Así, es cada vez menos probable que se use en medios informativos. La RV no tiene relación alguna con el interés de la audiencia que apunta más a seguir noticias en un equipo de bolsillo como el celular.
El contenido
Y, en cuanto a los contenidos, cada noticia debería tener su propia forma de presentación según su propia naturaleza, con múltiples enlaces de profundización y conexiones que la sitúen, según corresponda (algo que también vengo sugiriendo desde mis primeros textos sobre documentación periodística). 

Como han reconocido ya varios académicos y editores de medios, la calidad del producto también es esencial: "You can stand out with the help of well designed and crafted visuals. Put your efforts into delivering quality over quantity, and users will start recognizing you as an authentic and valuable resource, relevant to their interests." (Social Media, 6/6/2017)


El rol de la audiencia
"Los medios ya no deciden por sí solos los temas de la agenda pública ni el tratamiento de la información. Los y las periodistas no pueden ignorar la demanda creciente de las audiencias que buscan visibilizar sus preocupaciones, opiniones y datos a través de las redes sociales y de los espacios de interacción que ofrecen las instituciones informativas. Tampoco pueden obviar los hábitos de consumo de noticias de los usuarios que se fragmentan en diversos soportes." (Laboratorio Transmedia de la Patagonia, 25/5/2017)

Referencias
Pérez, S. y Campos, F. (2017): "Las técnicas inmersivas en las televisiones públicas europeas", Revista Latina de Comunicaicón Social (PDF

27 de diciembre de 2018

La inundación magnética

Hace un par de décadas se empezó a hablar del posible efecto nocivo de las ondas emitidas por las pantallas de los computadores. recuerdo que me fueron a ofrecer unos aparatos que, según decían, las anulaban. Antes se discutían los efectos de las líneas de alta tensión y, en muchos países, se prohibió construir casas debajo o cerca de ellas. Incluso algunos campesinos desistían de hacer pasar sus rebaños debajo de ellas.

En la última década ha crecido la preocupación por las ondas que conectan los teléfonos móviles y, más recientemente surgió una polémica acerca del efecto en el cerebro de pegar el teléfono a la oreja. El tema no está resuelto: falta un estudio a más largo plazo.

Pero, además, ahora ha entrado el WiFi en las casas. Investigadores franceses han descubierto que estas ondas, rebotando en las paredes pueden usarse como un ordenador analógico para realizar cálculos complejos, aunque se necesita instalar en las paredes superficies especiales ("metamateriales") para guiar el rebote y para eliminar el ruido inútil. (Tendencias21, 10/12/2018)

Por cierto, este "ruido" Wifi es enorme hoy día: vivimos "bañados" en sus ondas (en mi casa, detecto 8 redes Wifi cercanas). Y todo, poco a poco, pasa a ser inalámbrico: el mouse, el teclado del PC, la carga de las baterías, los equipos "inteligentes" de la Internet de las Cosas. 


El artista Nickolay Lamm, trabajando con un astrobiólogo y ex empleado del Centro Ames, de la NASA, mostró cómo se vería en un parque el wi-fi si pudiéramos verlo: "Una imagen congelada de esos pulsos [de Wifi] mostraría que los pulsos están a nueve centímetros uno de otro (como muestran las ondas de colores que viajan por el espacio en la imagen)."(Vice, 25/10/2013)



Luis Hernan, un estudiante del posgrado de Diseño Arquitectónico e Interactivo de la Universidad de Newcastle (GB) fotografió lo que lo rodeaba a través de un dispositivo que transforma la intensidad de las señales en colores, con tiempos de exposición que iban de 5 a 15 minutos. Este es el resultado (los tonos rojos reflejan la fortaleza de la señal, mientras que los azules revelan el área de mayor debilidad de la misma) (Taringa, 24/7/25014).

Aquí, cómo se expanden las ondas Wifi en un departamento a partir del router local, según el estudio de Jasm Cole (Arstechnica, 27/8/2014) (¡ agregue las ondas de los vecinos !):







El Dr. Martín Pall, profesor de Bioquímica en la Universidad de Washington, aconseja que hagamos el menor uso posible de estos dispositivos ya que estamos ante una tecnología aún muy nueva y podría estar detrás de muchas de las enfermedades de nuestra sociedad. Sin embargo, un equipo de doctores en Física de la Facultad de Medicina y la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha llevado a cabo un estudio, con 75 personas y 13 millones de datos, de las ondas en 14 bandas de frecuencia, FM, TETRA, TV, seis bandas de telefonía móvil, wifi, inalámbrico (DECT), etc., que concluyó que la influencia de estas ondas sobre la salud es tan insignificante como «una bombilla de 100 W a 1 km de distancia» (Xataka Ciencia, 21/1/2015). Pero no han considerado la suma de todas las ondas que nos llegan.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos  estudiaron el cerebro de niños que están más de siete horas al día ante una pantalla, observando un envejecimiento prematuro, pero los cambios se atribuyen al uso, sin referirse al magnetismo (Tendencias21, 12/12/2018).

Sin embargo, se estima que un cinco a diez por ciento de la población es electrosensible y se siguen culpando a las ondas electromagnéticas de diversas dolencias, quizás relacionadas en el caso de estas personas, aunque no existe aún evidencia científica. Como señalaba el Dr. Pall, la tecnología es demasiado nueva y harán falta estudios a más largo plazo.
Por las dudas, no conviene tener ni el smartphone ni el router Wifi en el dormitorio (y más vale apagar al menos este último de noche). (Crear Salud)

Una app llamada Architecture of Radio, permite a algunos smartphones con iOS o Android (US$ 2,99) obtener una visualización de 360 grados de ese mundo digital invisible utilizando la ubicación GPS. (BBC, 26/11/20159).