16 de noviembre de 2017

IA: Inteligencia amoral

"No faltan los informes sobre la ética de la inteligencia artificial. Pero la mayoría es muy liviana y no considera la naturaleza nudosa de los dilemas sociales que crea la IA" dice Scott Rosenberg en Wired (1/11/2017). 
Kate Crawford y Meredith Whittaker, cofundadoras de 'AI Now', un centro de investigación adjunto a la Universidad de Nueva York, son de las que escapan a esta critica y enfrentan a las grandes empresas que desarrollan la IA por su falencia. Es demasiado frecuente que "el consentimiento del usuario, la privacidad y la transparencia se pasan por alto a favor de la funcionalidad sin fricción que soporta modelos comerciales basados ​​en perfiles de datos agregados", dicen. Mientras tanto, los sistemas de AI se están introduciendo en vigilancia, educación, cuidado de la salud y otros entornos donde el fallo de un algoritmo podría arruinar una vida. "Hablamos muchas veces de ética, pero olvidamos hablar de poder, de como es poder real, asimétrico, afecta a las comunidades. Necesitamos entrenar gente para poner a prueba los sistemas y confirmar su seguridad. Con urgencia."(ibidem)

No se puede dejar todo el desarrollo de la IA solo en manos de los ingenieros, agregan. Si toda la sociedad está implicada en las consecuencias, se necesita desde el principio formar equipos que incluyan expertos en diversas áreas, que conozcan la realidad social y los diversos problemas de la vida humana, para orientar correctamente el trabajo ingenieril y evitar las distorsiones que pueden surgir de la mera acumulación de datos y aprendizaje automático. "Los datos no son neutrales."
"Cuando la IA se vuelve superinteligente, se da cuenta de que hay una manera más eficaz para lograr su objetivo: tomar el control del mundo.[...] Supongamos que le damos el objetivo de resolver un problema matemático difícil. Cuando la IA se vuelve superinteligente, se da cuenta de que la forma más eficaz para conseguir la solución a este problema es mediante la transformación del planeta en un computador gigante, para aumentar su capacidad de pensar. Y tengan en cuenta que esto da a la IA una razón instrumental para hacer cosas que nosotros no podemos aprobar. Los seres humanos se convierten en una amenaza, ya que podríamos evitar que el problema se resuelva.[...] Creo que la solución es averiguar cómo crear una IA superinteligente para que incluso si, o cuando se escape, sea todavía segura para que fundamentalmente esté de nuestro lado y comparta nuestros valores. No veo cómo evitar este problema difícil.[...]Los valores de la IA tienen que coincidir con los nuestros no solo en el ámbito familiar, donde podemos comprobar fácilmente cómo se comporta, sino también en todos los nuevos contextos donde la IA podría encontrarse en un futuro indefinido." (Nick  Bostrom, charla TED)
Un problema muy actual es cómo diseñar algoritmos que ayuden a la IA de los coches autónomos a tomar decisiones éticas en situaciones complejas, como en caso de accidentes que causen víctimas. El principal obstáculo es la falta de una base formal de principios éticos que se pueda aplicar. Un grupo de investigadores del Media Lab del MIT y el Departamento de Machine Learning de la CMU dice haber hallado una solución al problema:
"Lo que sugieren es que a falta de esta base, lo que deberíamos hacer es utilizar una "aproximación según lo acordado por la sociedad". Investigadores del Media Lab del MIT y tres del Departamento de Machine Learning de la CMU. Para evaluar su teoría, han creado un modelo basándose en las decisiones tomadas por 1,3 millones de votantes en la web Moral Machine del MIT. En esta web se le presenta a los votantes una serie de situaciones complejas con varias personas y animales involucrados, y ellos tienen que decir cual es la decisión que creen que debería tomar el coche autónomo en cada situación. Con todos estos datos, han desarrollado un sistema de prueba de concepto que toma una decisión equivalente que probablemente sea la misma que si se acudiese a cada uno de los 1.3 millones de votantes, se les pidiese su opinión, y se generase con todas una opción que satisfaga las nociones matemáticas de justicia social.  Habría que insertar en los coches autónomos todas las preferencias generales que ha votado la gente, de manera que cuando el vehículo se enfrente a uno de los dilemas morales sobre el que se ha votado, se limite a actuar según lo que ha decidido la mayoría de ciudadanos. Esta opción sólo se aplicaría si no queda más remedio, y si los algoritmos del coche no detectan ninguna manera posible en la que ante un inminente accidente nadie salga herido." (Xataka, 2/11/2017)
Twitter se encontró con el dilema de dejar que la IA rastree y elimine los trolls y "fake news". Lara Olmo, en TICbeat, se preguntaba: "¿Twitter debe perseguir el acoso o renunciar a los usuarios famosos?" (10/7/2017). Han optado por dejarlo a la elección de los usuarios, lo cual bien parece una rendición ante la dificultad o la posible acusación de censura (ABC.es, 18/8/2017). Confiar en los humanos parece ser, generalmente, la mejor opción sino la única éticamente válida.

"La inteligencia artificial no es muy inteligente. Más bien deberíamos preocuparnos por la estupidez artificial", asegura el ingeniero y especialista en ética robótica Alan Winfield, quien trabaja en el Laboratorio de Robótica de Bristol, en Reino Unido (La Nación argentina, 5/11/2017). ¡La estupidez humana podría ser mejor (menos riesgosa), éticamente, que la estupidez artificial!

En enero de este año, varios empresarios financiaron un Fondo para la Ética y Gobierno de la Inteligencia Artificial apoyado por prestigiosas instituciones estadounidenses, como la Fundación Knight o la Universidad de Harvard. (ibidem)
"Creo que deseamos seguir progresando, pero cuando se tiene tanto poder, incluso con buenas intenciones, puede haber abusos. La IA deberá descubrir los prejuicios del pueblo si aprende de la gente, y la gente tiene prejuicios. Hay toda una área de investigación para el "de-prejuiciar" de la IA y para superar los que puede copiar de la gente. La inteligencia de máquina puede ser menos prejuiciosa que los humanos de los cuales aprendre." dice Ray Kurzweil (Wired, 13/11/2017)

9 de noviembre de 2017

IA: Dimes y diretes

"La paranoia es una reacción común de la inteligencia humana frente a la inteligencia artificial. Estamos a la vez emocionados y perturbados ante la perspectiva de máquinas que pueden responder a nosotros como un ser humano y en cierto nivel incluso parecen ser humanos. Ciertamente no faltan las advertencias terribles acerca de los peligros de IA. Nos está observando, destruyendo nuestra privacidad y pervirtiendo nuestro discurso público." (New Scientist, 4/10/2017)
En agosto pasado, Elon Musk, Mustafa Suleyman (de DeepMind de Google) y 115 expertos de 26 países han firmado una carta dirigida a la ONU en contra de las armas letales autónomas como los aviones no tripulados y los tanques y ametralladoras automatizadas (La Vanguardia, 21/8/2017), repetición de una carta que firmó Musk junto con Stephen Hawking y Steve Wozniak en 2015:
"El físico Stephen Hawking, Steve Wozniak y Elon Musk son parte de la lista de 1.000 expertos y científicos que firmaron una carta que busca prohibir el uso de armamento automático y de inteligencia artificial con fines bélicos. Muchas argumentos se han dado acerca y contra las armas autónomas como por ejemplo que la sustitución de soldados humanos por máquinas es buena para reducir bajas para los propietarios pero es malo al reducir el umbral para dar inicio a una batalla. La pregunta clave para la Humanidad hoy en día es si está dispuesta a comenzar una carrera armamentista de armas con inteligencia artificial o detenerla desde su inicio. Si cualquier potencia militar sigue adelante con el desarrollo de armas de IA, una carrera mundial de armas es prácticamente inevitable." (FayerWayer, 27/7/2015)
Aunque el tema resurge ahora (Hawking volvió también a la carga en la Web Summit 2017), como se ve, no es novedoso. En 2014, Clearpath Robotics, de Canadá, ya había prometido no construir robots autónomos para uso militar (Wired, 16/1/2015). Y en 2015 aparecieron múltiples proyectos de estudio del tema:
“Armas letales autónomas, Inteligencia Artificial y control humano significativo”, “Alineando la superinteligencia con los intereses humanos”, “Ética computacional para la planeación probabilística”, “Entendiendo y mitigando las amenazas de las IA al sistema financiero” y “Explicaciones por parte de sistemas de Inteligencia Artificial complejos -para descubrir cómo las IA aprenden-” son algunos de los más llamativos proyectos en tal listado y quienes han conseguido las mayores sumas para su desarrollo. (WwwhatsNew, 6/7/2015)
A principio de ese año, además, Musk había aportado 10 millones de dólares para financiar un estudio acerca de la seguridad de la IA y sus efectos legales y económicos (Wired, 16/1/2015). 
Podemos remontar más lejos en el tiempo: ya en 1872, Samuel Butler preguntaba "¿No corremos el riesgo de que [las máquinas] se rebelen contra nosotros y nos sometan a un vasallaje doloroso?" (Prieto, "La ley del reloj", p.91) 

Pero son otros los temas más inmediatos que también atraen la atención: las distorsiones que aparecen en los algoritmos y el aprendizaje de máquina no solo en la forma en que las plataformas como Facebook clasifican a sus usuarios y a sus contenidos, sino también en la publicidad y, peor, en aplicaciones de selección de personal, o control de producción.
"El peligro sigue siendo que el sesgo no reconocido, no sólo en la programación de un algoritmo, sino incluso en los datos que fluyen en él, podría convertir cualquier programa inadvertidamente en un discriminador. Para los consumidores que no pueden descomprimir las complejidades de estos programas, será difícil saber si han sido tratados de manera justa." (MIT Technology Review, 25/6/2016)
Se ha de recordar siempre el error en que ocurrió Google al etiquetar como gorilas a dos personas de color por falta de entrenamiento supervisado de su IA de análisis de imágenes (BBC, 2/7/2015). Los problemas de la IA de Facebook para descubrir y eliminar mensajes de odio y noticias falsas también son conocidos. Se habla ya de una "era de hechos falsos" ("Fake Fact Era") (Wired, 6/6/2017). Por lo demás, ya se ha demostrado que un robot basado en IA es capaz de generar artículos con noticias falsas indistinguibles de las reales:
"Investigadores de la Universidad de Chicago crearon un sistema de inteligencia artificial para generar falsas revisiones en la Web. Dirigido por el profesor Ben Zhao, el equipo demostró lo fácil que es para una red neural recurrente (RNN) producir críticas cortas "en gran medida indistinguibles" de los comentarios reales.
Dada la disponibilidad de conjuntos de datos de noticias a gran escala, un atacante puede generar artículos de noticias de aspecto realista usando un enfoque de aprendizaje profundo. Y debido a su bajo costo económico, el atacante puede contaminar los medios sociales con un gran número de artículos falsos." (Geek.com, 6/9/2017)
En la campaña de Obama, un equipo de 40 ingenieros se dedicó a recoger en Google, Facebook, Craigslist y hasta jugadores profesionales de póker los datos de 16 millones de votantes indecisos, creando una base de datos con un amplio perfil de cada uno. Luego, vía análisis de big data y deep learning generaron mensajes tendientes a convencerlos. "Eso es lavar cerebro" dice Martin Hilbert. "Se estima que cambiaron la mente del 80% de las personas, con una manipulación en la que se esconde mucha información y solo se muestra la que se sabe que ese votante quiere escuchar, mientras se ocultan los puntos con los que no están de acuerdo." Y Trump hizo lo mismo. (Infobae, 11/10/2017)
No olvidemos finalmente lo que señala Adam Lein: "Pueden pasar unas décadas antes de que obtengamos constructos artificiales inteligentes que puedan coincidir con la inteligencia general de los humanos." (PocketNow, 14/10/2017)
"La corteza cerebral aún esconde algunos trucos algorítmicos que todavía no sabemos cómo simular en las máquinas.[...] El umbral en el procesamiento de información en una infraestructura artificial se encuentra mucho más allá de los límites del tejido biológico. [...] No debemos confiar en nuestra capacidad para mantener un genio superinteligente encerrado en su lámpara para siempre. Tarde o temprano, saldrá." (Nick Bostrom, charla TED)
Pero no se puede olvidar que esta inteligencia de máquina siempre será artificial: no "pensará" como nosotros sino a su manera. Y, lo que ya preocupa a algunos científicos, quizás nunca podamos saber cómo llegó a sus conclusiones y sus decisiones. Así, podríamos no ser capaces de hacerle frente, como dice Nick Bostrom en su libro "Superinteligencia".
"En la actualidad, plantea Harari, se han disociado dos cosas que siempre fueron de la mano en la naturaleza: la inteligencia y la conciencia. Hoy en día, somos capaces de crear máquinas con una inteligencia extrema pero sin conciencia. Hasta el momento no ha habido ningún progreso en conciencia artificial, pero eso no parece importar demasiado: el sistema político, económico y militar solo está interesado en conseguir cada vez más inteligencia." (1+1, Congreso del Futuro, p.84)
Pero corremos otro riesgo, del cual somos responsables: podría ser cada vez más fácil que una IA nos supere de acuerdo a los descubrimientos del psicólogo cognitivo y profesor de la U. de Texas en Austin, confirmada por investigadores de  la U. De California en San Diego (UCSD): la adicción a los smartphones reduce progresivamente nuestra capacidad de atención y de razonamiento. ¡El intelecto se debilita con la dependencia de la tecnología! (WSJ, en El Mercurio, 17/10/2017)

2 de noviembre de 2017

Blockchain: revisión y prospectiva

En los posts anteriores he mostrado las numerosas aplicaciones que está teniendo el modelo de la cadena de bloques. Se ha producido une verdadera explosión de iniciativas en los últimos meses, parecida a lo que ocurrió en los inicios de la World Wide Web. Podemos efectivamente comparar el invento del Bitcoin, primer modelo de blockchain, con el invento de la web por Tim Berners-Lee. Se trata en ambos casos de un sistema de operaciones, una forma de tratar la información. Un sitio web funciona -del lado del proveedor- sobre tres capas de software: el sistema operativo del servidor (Unix o Linux en la mayoría de los casos), el sistema servidor (Apache en la mayoría de los casos) y el sistema del sitio propiamente tal. Le acompaña el sistema "cliente" que es el navegador, para los destinatarios. El sistema de cadena de bloques se encuentra actualmente, a mi juicio, a medio camino entre un sistema servidor y un sistema de sitio, y recurre al navegador para los "clientes".

Programar un sitio web era extraordinariamente fácil en los primeros años ya que bastaba dominar el lenguaje HTML en su primera versión: eran unas dos o tres decenas de "etiquetas" entre las cuales insertar el texto que se deseaba mostrar. Con los años se fueron añadiendo más etiquetas y funciones. Se crearon las hojas de estilo, para un despliegue uniforme de múltiples páginas, y luego el Javascript, un lenguaje de programación que permite insertar módulos interactivos. Todo esto hace que una página web de hoy puede ser muchísimo más compleja que a inicios de los años 90. Y hay miles de modelos en funcionamiento.

Podemos esperar una progresión parecida en el caso de las cadenas de bloques. Lo genial del Bitcoin ha sido la concepción de la cadena de bloques con sus mecanismos criptográficos, de condensación y de verificación, como lo fue el modelo del servidor y del HTML para escribir y desplegar la información. Instalar una cadena de bloques para un uso específico, aunque estamos en un período inicial, no se parece en nada a la creación de un sitio web del período inicial de la WWW: es mucho más complejo. Pero igual que en el caso de la web, estamos ante un sistema abierto (Open Source), es decir que somos libres de ajustarlo a nuestros requisitos, respetando unas cuantas reglas básicas.

Es evidente que los bancos y -sobre todo- las compañías de tarjetas de crédito no pueden utilizar tal cual el software del Bitcoin. Este no es capaz de absorber el número de operaciones que tales compañías manejan minuto a minuto. 
  • La Escuela de Tecnología Informática de la Universidad de Sídney está desarrollando una plataforma que lleva por nombre ‘Red Belly’ y que tendrá la capacidad de realizar 440.000 transacciones por segundo en solo 100 máquinas. VISA opera a razón de 56.000 transacciones por segundos y la red Bitcoin se limita a unas 7 en el mismo tiempo. (Coincrispy, 5/7/2017)

Tampoco se puede esperar que los futuros clientes descarguen toda la cadena (millones de operaciones) en su PC o su smartphone, ni para consultarla ni -mucho menos- para realizar las verificaciones de las operaciones. Sería casi como pedirles que descarguen todo el contenido de un servidor web para poder consultar una página. Será muy interesante ver cómo los bancos y las tarjetas de crédito resuelvan el problema. Algo que también deberán hacer los estados para sus sistemas de identificación. Se deberá separar el sistema de consulta y operación del cliente del sistema general de administración de la cadena. Llegar a algo como un par constituido por una "app" de operación y un buscador de consulta. 

Algunas plataformas de blockchain ya se presentan de un modo parecido, como las de registro de obras musicales o de artículos de periodistas freelance. Hace falta un genio que invente algo parecido al WordPress de la web para que cualquier empresario pueda crear con más facilidad su propia cadena de bloques. "La mejor manera de maximizar el impacto de una tecnología es hacerla lo más accesible que se pueda" dice Will Knight, en la revista de tecnología del MIT. Aunque se refiere al futuo de la IA, también vale aquí (MIT Technology Review, 17/10/2017). No hay duda de que toda la internet se verá transformada en los años venideros, como también muchos mecanismos de la economía y del comercio.
"Desarrollar plataformas de búsquedas descentralizadas está colocando todo lo que es la búsqueda de información en manos de los usuarios. Permitir que los usuarios tengan el control de su propia información es un giro significativo hacia una interacción con la data mucho más sencilla para la vida cotidiana." dice Adriana Camacho en el sitio especializado Coincrispy.com (18/10/2017)
Aviso a las universidades:
El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha utilizado la tecnología blockchain para emitir diplomas digitales de más de 100 graduados como parte de un nuevo proyecto piloto.
A través de un comunicado, el MIT explicó que los certificados fueron emitidos a través de una aplicación llamada ‘Blockcerts Wallet’, que permite a los graduados compartir de forma segura una versión digital, comprobable y a prueba de manipulaciones, de su diploma de graduación con sus posibles empleadores, entre otros. El MIT se encuentra así entre las primeras universidades que ha emitido registros oficiales en un formato que puede prevalecer incluso si la institución deja de existir. (Coincrispy, 20/10/2017)
En el Laboratorio de Seguridad Informática de la Universidad de Stanford, más de 1 millón de personas se han inscrito, a través del sitio web Coursera, en una clase de criptografía en línea que enseña Dan Boneh, como primer paso para llegar a dominar el blockchain.(Coincrispy, 2/11/2017)

26 de octubre de 2017

El blockchain en la mira de los delincuentes (y de la policía)

Son cada vez más los ordenadores secuestrados para minar criptomonedas. Los expertos en seguridad han observado este año un aumento de ciberataques destinados a robar poder computacional para minar ciberdivisas. Kaspersky Lab ha encontrado software de minado en 1,65 millón de sus clientes este año. Según un reporte de la compañía Adguard, únicamente durante las últimas tres semanas el 2,2% de los sitios ubicados en la lista del top 100.000 de Alexa ya comenzaron a minar a través de las computadoras de sus visitantes y 500 millones de usuarios estarían minando actualmente criptomonedas sin tener la menor idea de que eso está sucediendo. En estas tres semanas se han generado de este modo ganancias por USD $43.000(FayerWayer, 13/10/2017).

El malware ha sido encontrado en la extensión de Chrome SafeBrowse (!), cuya función es evitar los tiempos de espera de sitios web como AdFly y Linkbucks, pero oculta en su código JavaScript una conexión al dominio de minería de criptomonedas Coin-hive.com, minando tokens usando el procesador del usuario. (FayerWayer, 19/9/2017). Al parecer Coin-hive no tenía idea de ello y ya bloqueó los enlaces que ha podido descubrir y que le fueron reportados. Ellos calculan que una página web que recibe un millón de visitantes al día puede generar unos US$116 en la moneda criptográfica llamada Monedero. "Hemos bloqueado varias de esas cuentas y seguiremos haciéndolo si se dan casos similares", aseguran (BBC,11/10/2017)
 
Incluso sitios conocidos, como The Pirate Bay, recurrieron al hackeo de la CPU de sus visitantes para minar criptomonedas y lucrarse con ello. Este código se encuentra integrado en el HTML del portal, con JavaScript. The Pirate Bay puede haber obtenido miles de dólares de este modo (y lo sigue haciendo). (Actualidad gadget, 18/9/2017; FayerWayer, 12/10/2017). En China, se han descubierto páginas de pornografía que hacen lo mismo (Coincrispy, 13/10/2017). Según el equipo de seguridad X-Force de IBM, los ataques a empresas con este mismo propósito se han sextuplicado entre enero y agosto de este año. Después de The Pirate Bay y las webs del canal de televisión Showtime, se creó un malware para secuestrar la placa procesadora Raspberry Pi. 
"Según un reporte del grupo de seguridad RedLock, al menos dos empresas vieron sus plataformas de Amazon Web Services ser comprometidas por un grupo de hackers que solo querían usar su poder para minar bitcoin. Ambas empresas afectadas (Aviva y Gemalto) son multinacionales de miles de millones de dólares, y con lo difícil y demandante en recursos que es minar bitcoin actualmente, parece que secuestrar el poder de los servidores de estas empresas es más valioso que sus propios datos. Tan solo entre enero y agosto, los ataques de minería de criptomonedas dirigidos a redes empresariales se multiplicaron por seis." (Genbeta, 9/10/2017)
También hay videojuegos online, como Grand Theft Auto V, que se están viendo afectados por hackers para fabricar criptomonedas, según denunció la BBC (11/10/2017).

Pero, al parecer, el mayor peligro no reside en los ataques externos sino en la tentación de empleados de los centros de datos para utilizar los recursos de los mismos para generar criptomonedas. (MIT Tech Review, 5/10/2017)

El blockchain, sin embargo, es paradojalmente de gran ayuda para la policía. Permite seguir los movimientos de la moneda digital y rastrear su uso por criminales como los traficantes de droga y de personas, secuestradores y otros. Están prefiriendo los bitcoins a las monedas tradicionales, confiando en que con estos pueden cobrar sin revelar su identidad. 

Pero no pueden evitar que siempre revelan algo útil para los investigadores, partiendo por el monto transferido, su origen y su destino (aunque codificado), lo cual se transforma en un tipo de prueba utilizable por la policía como dice Jonathan Levin, cofundador de Chainalysis, una empresa que ha desarrollo una aplicación de análisis de datos contenidos en cadenas de bloques. Permite descubrir como está siendo usado el sistema y combina los datos con otras informaciones accesibles públicamente para terminar identificando los usuarios a partir de la idéntidad numérica ("address") que utilizan en el blockchain. Llega un momento en que los traficantes cambian sus bitcoins por dólares y es cuando se descubren. (MIT Tech Review, 11/9/2017)

Chainalysis también ha demostrado como han sido lanzadas numerosas ofertas iniciales de nuevas criptodivisas (Initial Coin Offerings, ICO), que son en realidad un fraude, lo que ha llevado varios países a prohibirlas, como China y Corea del Sur (El Mercurio, 2/10/2017). Con poca información acerca de cómo operan estas divisas y menos aún acerca del respaldo que puedan tener, múltiples inversores han caída en la trampa de adquirirlas a cambio de valores reales (dólares o euros). Según Chainalysis, en los dos últimos años, las ICOs atrajeron hasta 1.600 millones de dólares, el 10% de los cuales era fraudulento. Los oferentes se escudaban en las redes sociales y recurrían a campañas de phishing para obtener los fondos, presentándose como administradores legítimos de ciberdivisas. (Wired, 8/9/2017)

Para particulares, hay varios programas de seguridad informática y de bloqueo de avisos publicitarios que avisan cuando navegan por páginas que usan estos programas de minería, como las extensiones Scriptblock y NoScript (BBC, 11/12/2017)

Recordatorio: Puede descargar aquí "Blockchain para periodistas y medios de comunicación".

19 de octubre de 2017

Aplicaciones del blockchain en el sector público

La Oficina de Medios del Gobierno de Dubai ha anunciado que su Departamento de Tierras será la primera entidad gubernamental en ejecutar todas sus transacciones de Bienes Raíces a través de la tecnología de la cadena de bloques. "Este nuevo sistema basado en la tecnología Blockchain permitirá registrar todos los contratos de Bienes Raíces, incluyendo los registros de arrendamiento." (Coincrispy, 9/10/2017).

Mostrando un uso muy diferente, el Ministerio de Educación de Malta ha firmado un acuerdo con la compañía Learning Machine, especializada en asegurar registros a través de la tecnología Blockchain, para emitir certificados académicos. (Coincrispy, 22/9/2017)

En Australia, una app política llamada Flux ya está usando la votación por bloques para tratar de transformar el proceso político. "Startups como Follow My Vote y Settlemint ya están diseñando marcos centrados en fichas basadas en cadenas de bloques que sirven como votos, dejadas en billeteras digitales para cada candidato” en una elección. (PC Magazine, 29/8/2017)

En Finlandia, el Servicio de Inmigración está dando a los solicitantes de asilo una identidad digital única almacenada en una cadena de bloques (asociada además a una tarjeta Mastercard prepagada con la ayuda gubernativa). El estado de Illinois acaba de anunciar un proyecto piloto de identificación de sus ciudadanos, con acceso a certificados de nacimiento basado en blockchain (Newscientist, 27/9/2019). El Reino Unido y Brasil también lo estarían estudiando. Y las mismas Naciones Unidas están explorando el uso de esta tecnología para ofrecer identificación legal a más de mil millones de personas que no tienen documentos oficiales. (MIT Technology Review, 5/9/2017).

En Ucrania, la start-up de bienes raíces Propy está trabajando con la agencia de gobierno electrónico y el ministerio de justicia y están en conversaciones con funcionarios en Vermont, California y Dubai para determinar qué leyes necesitan cambiarse para impulsar el comercio inmobiliario con divisas virtuales. Propy prevé que diferentes jurisdicciones adoptarán su registro como su libro como contabilidad oficial jurídicamente vinculante. En septiembre último, Michael Arrington, fundador del sitio de noticias tecnológicas TechCrunch,ya utilizó Propy para adquirir un departamento de US$60.000 en Kiev, que pagó integramente en Ethereum.

El Protocolo de Kyoto dio lugar al Mercado del Carbono, un sistema de comercio mediante el cual los gobiernos, entidades privadas o individuos pueden comprar o vender reducciones de gases de efecto invernadero. Según la empresa Poseidon, desarrollar y comercializar los créditos del carbono no es atractivo actualmente para los participantes de este mercado, pero con la tecnología blockchain el Mercado del Carbono podrá ser fácilmente regulado, rastreado y monitoreado para alcanzar su potencial. Al crear una “criptomoneda del carbono”, Poseidón espera apoyar a las empresas en sus esfuerzos por reducir sus emisiones de carbono. Luego de su venta de tokens, que se llevará a cabo en enero de 2018, Poseidon obtendrá créditos de carbono a través de Ecosphere+, una iniciativa fundada por el Fondo Climático de Althelia, que financia una gran cantidad de activos ambientales de alta calidad en todo el mundo con beneficios sociales. (Coincrispy, 20/9/2017)

13 de octubre de 2017

Las nuevas aplicaciones del blockchain

“Decenas de startups están utilizando la tecnología para todo, desde pagos globales a compartir música, desde el seguimiento de las ventas de diamantes a la industria legal de la marihuana. Es por eso que el potencial del blockchain es tan grande: cuando se trata de activos y transacciones digitales, puede ponerse absolutamente de todo en una cadena de bloques.” (PCmagazine, 2/8/2017)
Si bien el mayor uso que se ha dado al sistema de cadenas de bloques, hasta ahora, ha sido en materia de monedas virtuales (o "criptomonedas"), lo cierto es que puede ser utilizado para representar y administrar cualquier tipo de valor, que pueda o no ser convertido en divisa de curso legal. Así, mientras algunas fichas (tokens, que representan los valores) son más como los elementos económicos en relaciones comprador-vendedor, otras pueden ser puntos de fidelidad o puntaje obtenido en un concurso, y otras parecerse más a las acciones. En julio, por ejemplo, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) dijo que las fichas del fondo de capital riesgo OAD eran en realidad títulos y que cualquier token que funcione como un valor será regulado como tal, y no como divisa. (Technologyreview.es, 14/9/2017)

Así se pueden crear seudo-criptomonedas para otros propósitos, como lo hizo Burger King en Rusia: los clientes reciben un "Whoppercoin" en un monedero virtual por cada rublo gastado en su tienda y por 1.700 Whoppercoins reciben un burger gratis. También los pueden intercambiar con otros clientes, como otras criptomonedas. (Adweek.com, 14/9/2017) 

Un medio de comunicación podría emitir su propio criptovalor como lo hizo Burger King. Quien se haya suscrito en forma tradicional podría recibir un monedero con esa "moneda" propia, quedando habilitado para adquirir tiempo de lectura o acceso a contenidos específicos. Ya existen varios sitios web que ofrecen el registro de artículos periodísticos y obras musicales o fotografías para proteger los derechos de autor. (Ver mi pequeño libro "Blockchain para periodistas y medios de comunicación").

Hay editoriales que se están interesando por la cadena de bloques: “El director de Experiencia del Grupo Prisa, Alberto Barreiro, ha indicado que su compañía está empezando a explorar las aplicaciones de Blockchain para los medios tradicionales.” (La Vanguardia 23/01/2017). “Prisa, primer grupo editorial español en explorar la integración de blockchain en su modelo de negocio” tituló Criptonoticias (21/01/2017). La cadena de bloques permite gestionar con facilidad los derechos de autor de los contenidos, con lo cual los editores podrán establecer una relación más de igualdad con las plataformas digitales en que puedan aparecer dichos contenidos. Las agencias de noticias, sin duda, seguirán.

La estación de radio WBUR de Boston, con su proyecto BizLab, empezó a experimentar con música en cadena de bloques. (Niemanlab, 1/9/2016). Singular DTV, una plataforma de contenidos digitales, articulada sobre la red de Ethereum, ha anunciado que está construyendo “una nueva industria descentralizada del entretenimiento”. Propone que la audiencia se convierta en productora de los contenidos que le gustaría ver (recurriendo al crowdfunding). Así, sólo llevaría a cabo los proyectos en los que la audiencia ha mostrado un interés previo. (Retina, El País, 14/6/2017)

Disney también se lanzó al mundo de las criptomonedas con la creación de 433 millones de unidades de su moneda que llamó "Dragon", que podrán adquirirse a cambio de bitcoins y etheres. (El Mercurio, 4/10/2017)
"La tecnología Blockchain puede permitir a los desarrolladores y editores de juegos online crear una fuente de ingresos para sus proyectos de forma rápida y eficaz, omitiendo la burocracia habitual y los honorarios a intermediarios. [También] crea nuevas posibilidades para jugadores y plataformas de juegos, permitiéndoles conectarse, competir, colaborar y negociar directamente para desbloquear nuevas fuentes de ingresos. Al convertir los elementos del juego y su moneda en criptomonedas únicas, estos pueden convertirse rápidamente en una propiedad real." (Coincrispy, 6/10/2017)
La plataform Dmarket ya permite a los jugadores incorporar transferir los elementos obtenidos en juegos existentes a través de la tokenización de dichos elementos (ibidem).

Quizás no deba extrañar entonces el novedoso Project PAI (Personal Artificial Intelligence), una iniciativa de código abierto dedicada a la promoción y el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) para crear avatares personales inteligentes en 3D, verificados para cada usuario en el mundo digital, con el cual cada uno podrá compartir voz, apariencia y personalidad (?). Sus datos serán protegidos en una base de datos encriptada e inmutable, donde la mayoría de los nodos de verificación independientes tienen que aceptar los cambios que se pretendan realizar. Se crea tomándose una selfie y  evoluciona a medida que aprende acerca del usuario con base en la información que este suministra y el tiempo de uso. Cuenta con la inversión de grandes empresas como HTC’s Vivex y SoftBank. (Coincrispy, 2/10/2017)

Y no podían faltar los servicios sexuales: SexService.io es una iniciativa basada en blockchain que pretende mejorar lo que es el funcionamiento dentro del mercado de la prostitución y los encuentros sexuales. La idea es usar una plataforma de datos descentralizados, con una criptomoneda propia. Además de una mejor seguridad, SexService quiere reducir los fraudes a través de un sistema de garantía de transacción, que permita que el dinero pase de emisor a receptor sin problemas. La criptomoneda que se usaría se llama SSIO. Una SSIO se vende a un precio de USD 5.3 en su ICO. (Coincrispy, 7/10/2017)

Para terminar -y no seguir reseñando nuevos usos, que aparecen casi diariamente- hay que mencionar una nueva compañía que planea realizar "minería de conocimiento" en vez de minar criptomonedas: Neuromation, que plantea utilizar el modelo de Ethereum para el estudio del ADN, con ayuda de Inteligencia Artificial, en lugar de minar activos. Los mineros accederían a nodos de Neuromation para realizar tareas y serían recompensados luego con la moneda de Ethereum (Coincrispy, 9/10/2017)

6 de octubre de 2017

Blockchain para periodistas y medios de comunicación

Como he explicado en posts anteriores, el tema del blockchain y de las criptomonedas ha invadido las revistas y blogs de tecnología digital este año y varios artículos han mencionado que este sistema puede ser de mucho interés para los medios de comunicación, aunque sin explicar cómo podrían usarlo. Así que, después de investigar esta posible aplicación, presento ahora un breve texto (46pp.) con una explicación detallada aplicada a dicho sector: "Blockchain para periodistas y medios de comunicación", editado por la Asociación Chilena de Investigadores en Comunicación, "INCOM-Chile". Se puede descargar aquí (PDF).
(Agradezco a Nicolás Luco por sus sugerencias para mejorar la versión final de este texto.)


29 de septiembre de 2017

El futuro de las criptomonedas

"El 2017 ha sido el año de las criptomonedas" dicen en FayerWayer (27/9/2017). Ya hay 10.000 usuarios de criptomonedas en Chile, principalmente de bitcoins, según el diario El Mercurio (19/9/2017) y el 12 de octubre se celebrará en Santiago el primer "BitcoinDay". 

Conviene recordar que las criptomonedas surgieron a raíz de los proyectos de un grupo bastante pequeño de programadores que operaban en Estados Unidos durante los años noventa, la mayoría de los cuales tenían una militancia anarquista y libertaria muy clara, como explicó Amín Vera Cerda, Director de Análisis de Black Wallstreet Capital México en entrevista a Hipertextual. 
"Una de las ideas centrales del proyecto era garantizar el anonimato total de la moneda. Le otorgaba al usuario una total libertad para comprar y vender lo que quisiera. De hecho, la primera ola de crecimiento exponencial del Bitcoin vino de la mano de su uso en portales de la Deep Web para hacer intercambios ilegales", recordó el analista financiero. (Hipertextual, 16/9/2017)
Esto puede explicar la multiplicación de ofertas iniciales  de monedas (Initial Coin Offering, ICO) como mecanismo de recaudación de fondos (a la manera de las campañas de crowdfunding) tanto como medios fraudulentos. Pero la poca información sobre quienes las crean y de como operan las hacen particularmente riesgosas. Así, la compañía de análisis Chainalysis reportó en agosto que, durante los dos últimos años, las ICOs han atraído 1.600 milliones de dólares pero que el 10% ha sido absorbidos por piratas el año pasado. (Wired, 8/9/2017).

Según Vitalik Buterin, creador de Ethereum, su criptomoneda (ether) y las otras podrían igualar la escala de transacciones de las tarjetas de crédito "en un par de años" (Xataka, 19/9/2017). Es muy posible considerando que, con el apoyo de Microsoft, Google, Facebook, Apple y Mozilla, el World Wide Web Consortium (W3C), está desarrollando la Payment Request API, una "librería" que podría revolucionar los sistemas de pago a través de los navegadores para abrir la puerta a las criptomonedas. Ya se puede utilizar en Chrome, Edge, Safari, Firefox y en el navegador propio de los smartphones de Samsung y la app de Facebook. Pero, para la W3C, aún falta que las monedas y criptomonedas cumplan ciertos requisitos como la ISO4217 con la que codificar las monedas y validar la entrada de los usuarios. Además es necesaria la adaptación del comercio y elegir en cada caso qué monedas (virtuales o de curso legal) aceptará.(Xataka, 19/9/2017). En el futuro, se podrá probablemente cargar los pagos a las tarjetas de crédito (Mastercard ya entró en el sistema en Finlandia y registró recientemente una patente al respecto) o de débito. 
El valor del bitcoin ha sufrido tanto grandes alzas (de us$ 1.000 en enero a 5.000 a principios de septiembre) como bajas (40% después de esa fecha), debido a las medidas tomadas en China y a la creación de nuevas monedas (ICOs) en este y otros países. El banco central de China ha anunciado la prohibición inmediata de las inversiones basadas en ICOs, que según este organismo "han perturbado seriamente el orden económico y financiero". El comité chino encargado de tomar esta decisión ha indicado que algunas de estas ICOs no son más que fraudes financieros y estafas piramidales, algo que también ha provocado la preocupación el Banco Central de Singapur y de algunos otros países. (Xataka, 4/9/2017) En México, las criptomonedas han sido declaradas no legales aunque no prohibidas: caerán en la denominación de ‘activos digitales intercambiables’ (Coincrispy, 19/9/2017). Australia, por el contrario, prepara un proyecto de ley para regular las casas de cambio de criptomonedas, en el marco de su iniciativa de Economía Digital. Un artículo publicado recientemente por su Departamento de Industria, Innovación y Ciencia señala que:
"Las tecnologías de plataformas horizontales como la tecnología de contabilidad distribuida (por ejemplo, la cadena de bloques), y el aprendizaje automático, apoyarán la innovación y la productividad a través de la economía." (Coincrispy, 21/9/2017)
Los bancos se han ido convenciendo de las bondades del sistema al punto que se unieron hace poco en una alianza internacional para establecer una plataforma y una moneda virtual común. La suiza UBS, Santander, BNY Mellon y Deutsche Bank formaron ya el año pasado la Utility Settlement Coin (USC). BBVA, Santander, Sabadell y Bankia, junto con Iberdrola, Gas Natural, Cepsa y Correos de España han formado la red Lyra, un consorcio español multisectorial de blockchain. (Retina, El País, 13/9/2017). El Banco Central de Uruguay anunció un proyecto piloto de monedas digitales. En Japón, Mizuho Financial Group y el Japan Post Bank, y algunos otros miembros de la banca privada y el apoyo del Banco Central se unirían en la creación de una compañía que lanzará una moneda digital llamada J Coin para los Juegos Olímpicos del año 2020. (Coincrispy, 22/9/2017) Su meta es liberar a los ciudadanos japoneses del uso de dinero en efectivo e inyectaría JPY ¥10.000 millones (USD $90 millones) a la economía nacional, "sin tener los riesgos de volatibilidad del bitcoin y otras similares". (FayerWayer, 26/9/2017)
“Barclays, Credit Suisse, Banco Imperial Canadiense de Comercio (CIBC), HSBC, Banco MUFG y State Street Bank, seis de las mayores entidades financieras del mundo, unen fuerzas para crear una moneda digital basada en tecnología blockchain. Finales de 2018 sería la fecha señalada en la que las entidades podrían efectuar transferencias interbancarias de hasta 100 millones a bancos extranjeros de forma prácticamente instantánea gracias a esta divisa digital. Los dos grupos de entidades que participan en el desarrollo de la criptomoneda tienen ahora que continuar dialogando con autoridades reguladores y entidades bancarias para asentar las políticas de protección de datos y seguridad cibernética.” (TICbeat, 1/9/2017)
También se están interesando otros bancos y bolsas como el Nasdaq o el NYSE (la bolsa de Nueva York), además de Microsoft, Dell, Wordpress y decenas de otras empresas del área tecnológica. (Microsiervos, 8/6/2016). Sharps Pixley, una empresa inglesa distribuidora de oro comenzará a aceptar Bitcoins como forma de pago por los metales preciosos de su cartera de productos (Coincrispy, 28/9/2017). Y una casa minorista de diamantes de Nueva York, Samer Halimeh New York, anunció que comenzará no sólo a aceptar Bitcoins como forma de pago, sino que también los va a cambiar.
"La compra y venta de diamantes es una de las industrias que más se ha visto revolucionada por la tecnología Blockchain. Incluso, gracias a esta nueva tecnología se ha podido ayudar a combatir el tráfico de los diamantes de sangre y a reducir la propagación de falsificaciones." (Coincrispy, 20/9/2017)
Aunque la seguridad del blockchain no está en cuestión, los piratas se han lanzado tanto a crear ICOs como a crear malware de minería que infecta equipos. Incluso la web de torrents The Pirate Bay empezó a usar el CPU de quienes la visitan para minar criptomonedas como forma de monetización. Una extensión de navegador supuestamente destinada a evitar los tiempos de espera de sitios web también lo hacía mediante conexiones al dominio de minería Coinhive.com (FayerWayer, 19/9/0217, imagen adjunta). Showtime, una cadena de CBS, también contaba con un código semejante al de The Pirate Bay en dos de sus sitios web, con conexiones a Coinhive, lo cual habría sido el resultado de un hackeo (Xataka, 26/9/2017). Y ya existe la defensa en Chrome, y pronto en Firefox, gracias a la extensión NoCoin que lo impide, bloqueando los dominios que lo intentan (Genbeta, 19/9/2017). 

Existen sin embargo reparos por otro motivo: hay especialistas que creen que el funcionamiento de esta tecnología puede sacrificar el equilibrio ambiental, colaborando al calentamiento global. En efecto, según informes recientes, el consumo eléctrico de la red Bitcoin alcanza 14,54 terawatts-horas (TWh) anuales, y se estima que la cantidad de energía necesaria para procesar una transacción en la red Bitcoin es de 163 kWh (kilovatio-hora), equivalente al consumo eléctrico de 5 días de un hogar estadounidense. Esta cifra aumentaría evidentemente con el crecimiento de la adopción de las criptomonedas. El ingeniero Julian Oliver acaba de aportar una solución: un prototipo de computador minero de criptomonedas que opera con una turbina de viento de 700W, actualmente se expone en el museo Konstmuseet i Skövde (Suecia). (Croincrispy, 20/9/2017)

Otras referencias
Documental "Bitcoin shape the future" (sobre papel en China)
Infografía "para principiantes"
La próxima semana saldría mi libro "Blockchain para periodistas y medios de comunicación".

22 de septiembre de 2017

Mentiras y malas palabras en las redes

Internet y sobretodo las redes sociales han permitido a todos acceder a la información y también a generarlas como nunca antes. Pero, como todo en la vida, tiende sus aspectos buenos y también algunos malos. 
La comunicación política se ha visto "renovada" con una nueva forma de comunicación como la que Trump ha introducido con su uso de Twitter.
"Aunque haya sido el candidato presidencial más errático y pintoresco de la historia y carezca de la organización, recursos y autodisciplina que se consideran esenciales para el éxito, Donald Trump ha reescrito el manual del lenguaje político estadounidense." (Thompson, p.111)
En política, las novedades lamentables son otras y han cobrado también mucha atención en los últimos meses.
"Hoy en día cuesta no compartir la pesimista conclusión que expresa Tony Blair en el pasaje de su discurso de 2007: por lo que respecta al discurso público, la revolución digital hasta el momento ha resultado ser un falso amanecer. Se suponía que iba a mejorar mucho las cosas. En lo tocante al lenguaje público y al debate democrático y constructivo, hasta ahora, en general, no ha hecho más que empeorarlos." (Thompson, p.154)
Desde la campaña de las elecciones norteamericanas del año pasado, muchos medios online se han hecho eco de las investigaciones que han denunciado campañas tendientes a influenciar a los votantes y de la existencia de empresas especializadas en generar noticias falsas o enviar mensajes "ajustados" en las redes sociales. (Ya he comentado algunas en marzo pasado.)
Filippo Menczer, de la Universidad de Indiana, dice que puede resultar difícil distinguir las fuentes honestas de las deshonestas. Y lo ha probado con investigaciones que demuestran la existencia (y la efectividad) de robots que crean falsas noticias y no sólo en el campo político. El gráfico que sigue, fruto de su trabajo, muestra en rojo los tuits producidos por robots en una campaña de vaccinación.

Para Charlie Beckett, periodista  profesor de medios en la London School of Economics,
"Ahora existe la noción de que la verdad no tiene nada que ver con los hechos. Para muchos lectores, una noticia falsa es una noticia con la que no están de acuerdo. Los medios están descubriendo, en un mercado muy competitivo, que cuanto más tendenciosa es la información, más gusta a la gente. Por tanto, también hay una especie de presión del mercado. Hoy en día es más necesario que el periodista desempeñe su papel y diga: “Mire, sé que desde un punto de vista emocional cree esto, pero estos son los hechos”." (El País, 10/7/2017)
La multiplicación de noticias falsas y la aparición de expertos en crearlas y venderlas han llevado a la invención del término "posverdad".
"La posverdad se referiría a un ecosistema informativo y de creación de opinión en el cual priman el sentimiento y el prejuicio por encima de los datos y los hechos. Así, una dinámica habitual de la posverdad sería que tanto los periodistas como los ciudadanos de a pie difunden bulos o medias verdades que encajan con sus prejuicios, a pesar de que posteriormente estos sean desmentidos. Otra característica recurrente de la posverdad sería la deslegitimación de los medios que publican informaciones contrarias a algún prejuicio ideológico. A estos medios se les acusaría de difundir noticias falsas o sesgadas, a las órdenes de turbios intereses." (M. Rivera De la Cruz, El Español, 4/9/2017)
Google y Facebook, que concentran más de 80% de la publicidad digital que ansían los periódicos, han sido los principales afectados –junto con Twitter– por el escándalo de las noticias falsas y las autoridades europeas los han hecho responsables de su identificación y rápida retirada. La Comisión Europea ha impuesta una multa de 2.420 millones de euros a Google y de 110 millones de euros a Facebook. Alemania ha aprobado sanciones de hasta cincuenta millones para aquellas redes sociales que no identifiquen y retiren rápidamente las publicaciones delictivas o mentirosas. (Forbes, 12/9/2017) Las noticias falsas usan las plataformas como Facebook y Twitter para dirigir tráfico hacia sus propios sitios web y "monetizarlos" con publicidad de Google Ads (lo que ha llevado a Google a rastrearlos e impedirles el uso de sus sistema de inserción de publicidad).

No solo crear noticias falsas se ha abierto camino. También la mala educación y el lenguaje del odio. La virtud del diálogo respetuoso parece estar en retirada.
"Quienes moderan salas de chat o comentarios sobre las noticias saben que, por cada forero o tuitero que quiere participar en un diálogo educado, existe otro —a veces una multitud— con algo más siniestro en mente. [...] Los grupos extremistas, desde los terroristas antioccidentales hasta los supremacistas blancos, disponen ahora de un medio de distribución global, gratuito y casi del todo desregulado que han adoptado con entusiasmo y, en algún caso, sofisticación, sobre todo en el uso de las redes sociales." (Thompson, pp.336-337)
Los trolls son sin duda la forma más despreciable de comunicación en las redes sociales. La razón científica por la que los trolls insultan a otras personas online es la sensación de dominación que les produce, dicen en Science Direct. Según un estudio, suelen ser hombres con un rasgo de personalidad narcisista (TICbeat, 15/9/2017)
"Los trolls forman parte del ecosistema de internet desde que éste se convirtió en un medio masivo. Se han convertido en un elemento más con el que hay que convivir cuando uno se adentra en la Red, y aunque su actividad cada vez es más perseguida, siguen dando rienda suelta a su bilis cada vez que tienen ocasión. Las redes sociales (con Twitter a la cabeza), los blogs y los foros son su campo de actuación favorito para acosar a otros internautas, promover campañas de difamación contra personaje públicos y personas anónimas, ‘boicotear’ servicios o cuentas que no son de su agradado o simplemente ofender por puro entretenimiento. Los casos en que sobrepasan los límites de la legalidad hablamos de prácticas como el ‘doxing’ – publicar parte o la totalidad de la información personal – o el swatting – que consiste en alertar a la policía de una emergencia falsa. Cuando intimidan o extorsionan a alguien ya no hablamos de “trolleo”, sino de ciberacoso, lo que son palabras mayores y también es perseguido por las autoridades." (Lara Olmo, TICbeat, 9/8/2017)
Los trolls tienen doble filo, como bien demostró el reciente caso de Inés Arrimadas en España. Esta líder del partido Ciudadanos fue vilmente insultada en Facebook. Inmediatamente, sacó un pantallazo del mensaje, incluyendo el nombre de su autora, y lo reprodujo en su cuenta de Twitter, tuit que se transformó en trending topic y le valió a su autora ser despedida de su trabajo. (La Vanguardia, 8/9/2017). Se le ha criticado que haya revelado el nombre de la ofensora, pero 
"Ferran Lalueza, profesor de comunicación y experto en redes sociales de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), considera totalmente “legítima” la respuesta de la líder de Ciudadanos: "Es legítima la denuncia del hecho mostrando el contenido original con nombre y apellidos de la responsable del mensaje, puesto que se trataba de un contenido que en ese momento era accesible para todo el mundo. (...) Todos debemos ser conscientes como nunca de que cuando publicamos un contenido en las redes sociales perdemos en gran medida el control sobre éste y también sobre los efectos que puede provocar. Ignorar esta realidad resulta temerario e irresponsable". (La Vanguardia, 8/9/2017)
¡No hay impunidad en las redes sociales! Como ha demostrado este caso, (y muchos otros) "cada palabra que digas puede ser y será anotada y usada en tu contra" (Thompson, p.377)

Otra plaga del lenguaje político es la exageración.
"Cuando Margaret Thatcher murió, varias luminarias de la izquierda decalararon que había "destrozado" Gran Bretaña. [...] Si el Reino Unido era un territorio destrozado, ¿que palabras quedan para países como Siria, Libia y Somalia, donde "destrozado" significa ciudades bombardeadas e incendiadas? [...] La exageración gana menos elecciones de lo que creen los devotos." (Thompson, pp.377-378)
Un clíma político construido de este modo no es favorable para un debate serio y lo más preocupante es que la gente se mueve más en base a sus emociones -fáciles de manipular- que en base a la razón.

Referencias
Menczer, F. (2017): How Scientists Are Fighting Fake News, Inverse.com,
Thompson, M. (2017): Sin palabras ¿Qué ha pasado con el lenguaje de la política, Santiago, Penguin Random House.

15 de septiembre de 2017

Contra las plataformas: ¿Redes sociales descentralizadas?

Jillian York, una activista de la libertad de expresión, fue temporalmente expulsada de Facebook por compartir desnudos parciales. Las fotos "ofensivas" eran parte de una campaña alemana de concientización sobre el cáncer de mama que incluía, por lo tanto, los pechos. Facebook marcó el post como una violación de sus normas, que prohíben estrictamente la mayoría de los tipos de desnudos femeninos. Sin sus credenciales de Facebook, York ya no podía acceder a aplicaciones como Spotify y Tinder. (Wired, 8/9/2017) Este caso muestra a la vez el poder de este tipo de plataforma y nuestra creciente dependencia de ellas para  nuestras actividades en internet. 

Se supone que la web se ha transformado de un espacio abierto para la libre expresión, pero las plataformas pueden censurar lo que sea, sea directamente -algunas veces en forma justificada o por razones jurídicas (como la prohibición de discursos de odio)- sea indirectamente (mediante algoritmos que minimizan la aparición de ciertos contenidos). Lo peor es que la exclusión puede tener graves consecuencias para la vida personal y profesional de las personas, sin que se pueda recurrir contra ella con cierta facilidad.

Algunos piensa que nuevas tecnologías pueden ofrecer una vía de escape. Podría ser el caso de las redes descentralizadas, construidas sobre el sistema P2P (de PC personal a PC personal) como sugiere Tim Berners-Lee, o la tecnología blockchain.

Esto no funcionará, predice en Wired un grupo de expertos que investigaron los sistemas descentralizados. Un primer problema para ellos será conseguir suficientes seguidores, debido al efecto de atracción de las masas (Nos suscribimos a Facebook, por ejemplo, porque sabemos que ahí encontraremos a nuestros amigos). Otro problema es el de la seguridad, muy débil en P2P pero mayor en blockchain, donde es más difícil de manejar. Las redes sociales, por otra parte, tienen curadores que vigilan los contenidos (y algoritmos que destacan algunos) y optimizan su rentabilidad gracias a la publicidad y a una economía de escala, algo también muy difícil de lograr en una red descentralizada. "La realidad es que la mayoría de la gente no desea mantener su propio servidor web o nodo de red social", agregan. Sería mucho mejor facilitar la interoperabilidad de las redes existentes, asegurar más la propiedad y la portabilidad de los datos personales. (Wired, 8/9/2017)

8 de septiembre de 2017

Periodismo robótico

En julio pasado, Google anunció que financiará un proyecto de noticias escritas "por robots", el que estará a cargo de Press Association, y utilizará un sistema de inteligencia artificial para "crear" artículos locales. Recurrirá sin embargo a la asistencia de periodistas humanos, prueba de que el hombre aún es necesario, como explicó a la BBC Pete Clifton, editor de Press Association: "Los periodistas talentosos serán vitalmente necesarios en el proceso" (Emol, 07/07/2017).

Hace ya algún tiempo que Associated Press y algunas otras agencias están utilizando "robots" para generar contenido. En la Global Editors Network (2014), se expusieron experiencias como la del Los Ángeles Times en la que uno de sus robots escribió, tan sólo 3 minutos después del suceso, un texto de dos párrafos sobre un terremoto.(JuanMerodio.com, 3/2/2015) 

Compañías como Automated Insights y Narrative Science https://narrativescience.com/, han desarrollado software capaz de crear textos en prosa basados en datos. Traducir datos numéricos en texto legible, como se ha podido demostrar, es relativamente fácil. El sistema Wordsmith, de la empresa Automated Insights, por ejemplo, redactó el texto que sigue:
"El consumo de alcohol en Colombia baja un 0,68% respecto al año pasado, ya que el consumo de bebidas espirituosas cayó un 2,29%. Los ciudadanos de Colombia bebieron 4,38 litros de alcohol en 2014, frente a los 4,41 del año anterior y los 7 primeros países sudamericanos. El descenso del 0,68% es la tercera mayor disminución en América del Sur. Sin embargo, el consumo ha aumentado un 0,92% en los últimos cinco años, situándose como el segundo mayor crecimiento en el continente. Los ciudadanos de Colombia bebieron sólo 1,28 litros de bebidas espirituosas, una disminución de 2,29% respecto al año anterior. La caída ocupó el tercer lugar en todo el continente." (El Mostrador, 30/1/2017)
Este es un nivel bastante elemental de inteligencia artificial. Algo más avanzado es el que "lee" y resume un texto de mayor longitud. Hace falta, de algún modo, extraer el significado e identificar las ideas centrales. Es lo que trata de hacer un nuevo software de Salesforce gracias a la combinación de varias técnicas de aprendizaje automático. "Aunque aún no lo hace tan bien como una persona, sugiere que la condensación del texto podría automatizarse algún día", dicen en la MIT Technology Review (29/5/2017). Así resumió artículo de The New York Times sobre los esfuerzos de Facebook para luchar contra las noticias falsas de cara a las próximas elecciones de Reino Unido:
"La red social publicó una serie de anuncios en periódicos en Reino Unido el lunes. Ha eliminado decenas de miles de cuentas falsas en Reino Unido. También ha anunciado que contratará a 3.000 moderadores más, lo que aumenta en casi el doble el número de personas en todo el mundo que rastrean en busca de contenidos inapropiados u ofensivos." (ibidem)
Pero "otros resúmenes que genera son más enrevesados y menos coherentes. De hecho, resumir el texto a la perfección requeriría una inteligencia real, con sentido común y dominio del lenguaje" agregan. Y el dominio real del lenguaje natural es uno de los mayores desafíos de la inteligencia artificial (que sigue sin resolver desde hace más de 50 años). Es lo que hace parecer utópico lo que pretende hacer José María "Chema" Alonso, Chief Data Officer (CDO) de Telefónica, con el programa Aura, que desarrolla para esta compañía, cuyo objetivo es que "entienda cuál es la intención tras la orden" que le dará un cliente. (Economía y Negocios, 7/9/2017)

La labor del periodista es en esencia la de observar y relatar. “La esencia del periodismo es el suceso”, escribió la dra. Rosa Rodríguez Cárcela ("Manual de periodismo de sucesos", Universidad de Sevilla, 2015). El trabajo del periodista es el reporteo, el análisis, y luego “contarlo” mientras la difusión puede hacerse por cualquier medio. Es difícil imaginar que un robot pueda realizar esta labor, especialmente observar un suceso y luego describirlo y analizar sus implicancias, salvo que lleguemos a contar con algún robot como los imaginados por Isaac Asimov (cfr. "El robot del bicentenario").

1 de septiembre de 2017

¿Llegará la impresión 3D al periodismo?

En 2014, el Wall Street Journal agregó una barra de menú tridimensional permitiendo descargar un archivo para una impresora tridimensional que la "imprimiera". Acompañaba la presentación de la impresora MakerBot Replicator Mini y mostraba la evolución de las ventas de impresoras 3D. Otro archivo permitía ver en un smartphone la barra impresa a modo de realidad aumentada con la app Augment (imagen al lado). (Niemann Lab, 18/6/2014).

Es evidente que no aportaba mucho más que un clásico gráfico bidimensional, pero debería ser recordado como una primera exploración de "periodismo impreso tridimensional".


La impresión 3D no está, por ahora, al alcance de todos los usuarios de internet y las máquinas son aún relativamente caras. Existen sin embargo algunas que podrían ser útiles en el ámbito educativo, como la Minitoy 3D, "de fácil uso para los niños", lanzada en Kickstarter. Sin duda se podría pensar en reportajes acompañados de archivos de impresión 3D para reproducir la maqueta de algún invento o aparato históricamente relevante. ¿O incluso la cabeza de un político? (Imagen de Informática Hoy)

Parecen pensarlo en la Ryerson School of Journalism de Canadá, donde los estudiantes experimentan con ella.

18 de agosto de 2017

RFID e inteligencia ambiental

En 2011, los chips de identificación por radiofrecuencia (RFID) costaban 0,7 centavos de dólar cada uno (Hoy debe ser mucho menos). Ya están presentes en tarjetas bancarias, algunos teléfonos, chips de identificación de mascotas (y algunas personas*) y algunos otros objetos. Poco a poco deberían reemplazar los códigos de barra en todo tipo de producto (aunque esta evolución parece más lenta de lo que se esperaba en su inicio). ¿Que tiene que ver esto con el concepto de redes inteligentes? Que, en la medida en que se universalizan, contaremos con una red de objetos indexados tan amplia como la internet indexada por Google.
"Este fenómeno se denomina «inteligencia ambiental». Se basa en una simple constatación: los objetos que posees, dónde los pones y qué haces con ellos es, después de todo, una señal inequívoca de la clase de persona que eres y qué preferencias tienes. «En un futuro cercano —escribe un equipo de expertos en inteligencia ambiental dirigido por David Wright—, todo producto manufacturado —nuestra ropa, dinero, aparatos, la pintura de nuestras paredes, las alfombras en nuestros suelos, nuestros coches, todo— estará integrado con inteligencia mediante redes de diminutos sensores y activadores que algunos conocen como `polvo inteligente´»."(Pariser, "El filtro burbuja", p.197)
No solo nuestros teléfonos celulares podrían activar emisiones publicitarias según nuestra ubicación (p.ej. al entrar en un centro comercial o caminando por una calle céntrica, como se mostró en el film Minority Report, fotograma adjunto), sino que podría hacerlo la ropa que llevamos al entrar en una tienda. Los productos podrían "autoanunciarse" en el supermercado y los que llevásemos podrían ser cobrados a la salida sin que tengamos que detenernos. Si tenemos la lista de compras en nuestro teléfono, se nos podría indicar en que pasillo encontrarlos, con un recorrido optimizado (un "Waze" ultralocal), con avisos de ofertas incluidos. ¿Un "supermercado inteligente"? Y falta aún imaginar muchas otras posibles aplicaciones, no solo publicitarias u orientadas a las compras.
* Una empresa en Wisconsin está ofreciendo a sus empleados implantarles chips RFID. Con un chip implantado en su mano, los empleados podrán ser identificados por la seguridad del edificio, operar la máquina de fotocopias e incluso comprar bocadillos de las máquinas expendedoras. (PC Magazine, 25/7/2017)

11 de agosto de 2017

Blockchain: el futuro de la seguridad

"Blockchain" es una palabra que vemos cada vez más en las páginas de tecnología pero raras veces encontramos una explicación sencilla de lo que es y menos aún de su importancia para el futuro. Pablo Herreros decidó atacar esta falencia y publicó un largo artículo http://comunicacionsellamaeljuego.com/que-es-blockchain/ para explicar de que se trata, con muchos ejemplos, y por que esta tecnología podría llegar a reemplazar todas las formas de contratos, pagos incluídos, con una seguridad que, por ahora, parece irrompible. ¡Ve ahí, incluso, "una tecnología que va a cambiar el mundo más de lo que lo hizo internet" y "el mayor avance socio-tecnológico que vivirá la humanidad" desde la revolución industrial! Pero le faltó contestar a una pregunta, que presentaré y contestaré aquí al final, después de hacer mi propio resumen explicativo. Robin Marvin también dice que "Blockchain es la respuesta a una pregunta que hemos estado haciendo desde el inicio de la era de Internet: ¿Cómo podemos confiar colectivamente en lo que pasa en línea?"  (PCmag, 2/8/2017)

El "blockchain" o cadena de bloques es una base de datos distribuida, es decir que se encuentra repartida en numerosas máquinas, donde se encuentra replicada de forma idéntica. Esta base de datos contiene la información de cada nueva operación que se realice, en un nuevo bloque, que se reproduce en todos los computadores que la contienen ("nodos") y en tiempo real. Y cada vez que se pone un bloque nuevo, ese bloque lleva toda la información de todo lo anterior, que no se puede modificar ni borrar (ni duplicar, ya que sería una nueva operación: ¡nada de spam!). 
"Piense en blockchain como un tejido histórico que graba todo lo que sucede exactamente como ocurre. Luego, la cadena cose esos datos en bloques cifrados que nunca pueden ser modificados, y dispersa las piezas a través de una red mundial de computadoras distribuidas o 'nodos'." (PCmag, 2/8/2017)

La seguridad del sistema y de las operaciones dependen no solo de esta repetición e imposibilidad de cambio: todo, además es encriptado. Además, cada operación es acompañada de un reto matemático que todos los nodos deben resolver y la obtención del mismo resultado por la mayoría es la garantía final y condición de aceptación del nuevo bloque.

El emisor -o quien haga la operación- usará la clave pública  del destinatario para cifrar un mensaje, pero solo este podrá descifrarlo con su clave privada. Todo lo demás es automático y nadie más puede intervenir. ¡Adios a los fraudes! Y se puede usar para todo tipo de intercambio de datos, contrato, acuerdo o pago, de ahí que se hable de "contratos inteligentes" (y la Cámara de Comercio Digital de Estados Unidos creó ya la "Smart Contracts Alliance"), siendo también una interesante solución para el problema de la seguridad en la internet de las cosas y el enlazamiento de objetos cercanos sin necesidad de recurrir a un servidor central. También facilitaría el voto digital seguro en elecciones.

Sin embargo, si bien la seguridad es altísima, se han descubierta ya algunas posibles amenazas (reseñadas en el libro de Preukschat), como el llamado "ataque del 51%" (si la mayoría de los nodos se ponen de acuerdo para actuar en forma deshonesta, pero dejaría de ser rentable por el abandono de participantes) o el “ataque de equilibrio” (que permitiría  ralentizar la distribución de las transacciones, aumentando el gasto). Pero estas vulnerabilidades son de los sistemas conectados a la cadena de bloques, no propios de la cadena de bloques misma. También son siempre posibles errores de código, como en todo software, pero también existen mecanismos de verificación.

La criptografía, las matemáticas, la teoría de juegos e Internet son los cimientos de esta nueva tecnología y han resuelto los problemas asociados a su descentralización. La innovación más importante que ofrece esta tecnología es que nos dota de un mecanismo que nos permite alcanzar un consenso entre partes que no se conocen, usando una red pública, incluso si puede estar comprometida. 

Ahora la pregunta que me hice y que olvidó Herreros: si la cadena (la base de datos) se alarga con cada operación y estas son muchas, ¿que ocurre con el espacio de memoria en los nodos? Si todo el mundo llegará a usar este sistema, ¿no llenarán sus PC o smartphones

Más que un problema de espacio en el computador (por la longitud de la cadena), lo que ha aparecido en realidad es un problema de capacidad del hardware o, más precisamente, de los procesadores. En el caso de la criptomoneda Bitcoin, ya se ha producido una suerte de "guerra civil" entre desarrolladores del software y un grupo de inversores y empresarios que ven como perjudicial la falta de avances para poder aumentar el número de transacciones que Bitcoin puede manejar, actualmente de 7 operaciones por minuto, lo cual -en un caso como el sistema de pagos con esa moneda- llega a ser insuficiente para ser masivamente útil. 
"A medida que Bitcoin ha crecido en popularidad, la red se ha visto sometida a mayores esfuerzos para procesar y validar la carga de transacciones. Como resultado, las transacciones han comenzado a sufrir un mayor estrés. Los tiempos de finalización han aumentado de un tiempo promedio de 10 minutos a un máximo de más de 40 horas durante una desaceleración en junio pasado." (PCmag, 8/8/2017)
Así, se está lejos de poder competir con la masividad de las operaciones de las tarjetas de crédito, lo cual conspira contra la masificación del sistema.
"La tasa de transacciones de Bitcoin es ínfima frente a los sistemas de pago convencionales como Visa, por ejemplo, que procesa un promedio de 2.000 transacciones por segundo y es capaz de soportar hasta 56.000 transacciones por segundo. Las medidas para solucionarlo han generado una enorme y preocupante división entre sus usuarios. (MIT Technology Review, 3/8/2017).
Otro problema es que la cadena autorizada en Bitcoin tiene una longitud de 1MB, lo cual también limita las operaciones posibles. Los partidarios de aumentarla crearon Bitcoin Cash, con una cadena de hasta 8MB (PCmag, 8/8/2017).
"Uno de los motivos del rechazo es la posibilidad de que el incremento de tamaño excluya a los jugadores más pequeños, que no pueden permitirse el hardware necesario para explotar bloques más grandes." (MIT Technology Review, 4/8/2017)
Esto podría ser crucial en el caso de una generalización del sistema de cadena de bloques para todo tipo de interacción (¡Pensemos en los procesadores de los smartphones!)

¿Deberemos tener todos una cuenta "en la nube", donde un tercero se encargará de conservar cada cadena? Podría llegar a ser necesario en algunos casos pero, por cierto, en muchos casos la cadena no será muy larga por dos razones: 
* los datos son extremadamente compactos (las cadenas ocupan mucho menos espacio que una planilla Excel)
* muchas operaciones son contratos entre dos personas o una persona y una institución y, por lo tanto, hay pocas operaciones (pocos bloques) en la cadena.
No se visualiza aún su necesidad, pero quizás se llegue en algún momento a crear "monederos virtuales" en la nube. En todo caso, Microsoft e IBM ofrecen ya en su nube el "blockchain-as-a-service (BaaS)", lo cual soluciona tanto el problema del espacio como de la capacidad del procesador.
Una cosa es segura: el software debe mejorar para permitir operaciones más masivas, pero el actual es suficiente en muchos casos. 
"Decenas de startups están utilizando la tecnología para todo, desde pagos globales a compartir música, desde el seguimiento de las ventas de diamantes a la industria legal de la marihuana. Es por eso que el potencial de blockchain es tan grande: cuando se trata de activos y transacciones digitales, puede poner absolutamente de todo en una cadena de bloques." (PCmag, 2/8/2017)
Ya se está aplicando para la distribución de música: es Mycelia, un "colectivo de creativos, profesionales y amantes de la música" fundado por el músico Imogen Heap (PCmag, 2/8/2017). También existe un nuevo tipo de navegador que bloquea automáticamente los anuncios y los rastreadores y, en su lugar, ayuda a impulsar los ingresos de los editores a través de micropagos basados ​​en bloques: es Brave, fundado por Brendan Eich, cofundador de Mozilla (PCmag, 2/8/2017). [¿Una pista para el periodismo futuro? Es algo que me propongo investigar...] A su vez, China estudia el uso de blockchain para cobrar los impuestos (MIT Technology Review, 7/8/2017). Sony ha anunciado el miércoles 9 de agosto que pondrá en práctica una plataforma de registros de educación estudiantil desarrollada a través de blockchain. Permitirá gestionar los datos de varias instituciones educativas, además de guardar el historial de aprendizaje y transcripciones académicas. (Hipertextual, 10/8/2017)


En una charla TED de 2016, Don Tapscott dice que "el blockchain nos trae de la internet de la información a la internet del valor".

"El cambio que trae la cadena de bloques representa para nuestro mundo digital es tectónico." (R.Marvin, PCmag, 2/8/2017)
Referencias:
Preukschat, A. & col. (2017): Blockchain: La Revolución Industrial de Internet, http://libroblockchain.com/ Ediciones Gestión 2000 (Grupo Planeta)
Herreros, P.: Blockchain: Qué es y por qué te cambiará la vida.
Condliffe, J.: Dividir Bitcoin o no dividir Bitcoin, esa es la cuestión, MIT Technology Review, 3/8/2017
Marvin, R. : Blockchain: The Invisible Technology That's Changing the World, PC Magazine, 2/8/2017.
Tapscott, D.: How the blockchain is changing money and business